El aceite de palma en las leches infantiles

ene 19, 2018

La leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos. Para los bebés que no pueden ser amamantados durante el periodo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Nestlé proporciona fórmulas infantiles que aseguran un correcto crecimiento y desarrollo. 

La leche materna es rica en ácidos grasos, los cuales son importantes para la apropiada nutrición del bebé.  Nuestras fórmulas infantiles incorporan una mezcla de aceites de alta calidad que aportan estos ácidos grasos. La principal función de estos es el aporte de la energía necesaria para el bebé. Además, algunos ácidos grasos como el ácido docosahexaenoico, DHA en inglés, juegan un papel clave al favorecer el normal desarrollo cognitivo y visual. 

¿Las fórmulas infantiles Nestlé contienen aceite de palma?

La oleína de palma se ha usado durante muchos años por diferentes fabricantes como una buena y bien tolerada fuente de grasa en leches infantiles. La composición de las leches infantiles está estrictamente regulada por las autoridades sanitarias de todo el mundo para garantizar que es segura y nutricionalmente apropiada como sustitutivo de la leche materna.

Algunas de nuestras fórmulas la contienen actualmente. Sin embargo, al mismo tiempo y siendo conscientes de la preocupación que suscita el uso del aceite de palma, estamos trabajando para, modificar nuestras recetas y diseñar productos sin aceite de palma. 

Apostamos por la investigación científica y los avances tecnológicos para que, en la medida de lo posible, podamos disponer de fórmulas cuyo perfil nutricional sea lo más cercano a la leche materna. En ese sentido, hemos empezado a incorporar en nuestras leches infantiles oligosacáridos de la leche materna –en inglés Human Milk Oligosaccharides (HMOs)–, estructuralmente idénticos a los de ésta. Los oligosacáridos son el tercer componente sólido más abundante en la leche materna, después de la grasa y la lactosa. Tienen un rol clave en el desarrollo y bienestar del bebé, jugando un papel decisivo en el sistema inmunológico del lactante, aún inmaduro.

En aquellas fórmulas donde habéis eliminado el aceite de palma, ¿por qué componentes lo habéis sustituido?

Hemos remplazado el aceite de palma por una mezcla de aceites de alta calidad, que incluye aceite de girasol alto oleico, girasol, coco y nabina. El aceite de girasol alto oleico, que es el que se encuentra en mayor proporción, es un aceite rico en ácidos grasos mono y poliinsaturados. El aceite de girasol que empleamos en nuestros productos destaca por su alto contenido en ácido oleico, presente en gran medida en la leche materna.

Las leches infantiles de Nestlé son seguras para la salud de los recién nacidos

Garantizamos que todas nuestras leches infantiles son totalmente seguras y están alineadas con las indicaciones de las organizaciones internacionales de seguridad alimentaria y de las autoridades locales.

En Nestlé seleccionamos a nuestros proveedores y monitorizamos continuamente nuestros procesos para asegurarnos que todos nuestros ingredientes se someten a rigurosos controles de seguridad y cumplen con todos los requisitos legales, así como con las recomendaciones en materia de seguridad de los expertos.

Nestlé considera que la leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos

Por ello, da soporte a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de alimentar a los bebés exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida y de continuar amamantándolos después mientras se introducen alimentos complementarios, siguiendo siempre la recomendación de profesionales de la salud y de las autoridades sanitarias.