Sort results by
Sort results by

¿Cómo embotella Nestlé el agua de forma sostenible?

Siempre que embotellamos agua, implementamos prácticas de ahorro de agua y supervisamos la cantidad que usamos para garantizar que no haya un impacto negativo en las cuencas hidrográficas y los acuíferos locales, y que estos se repongan de forma natural. Como prueba de ello, todas nuestras fábricas estarán certificadas para 2025 utilizando la estricta norma de Alliance for Water Stewardship.

En junio de 2021, anunciamos que avanzaremos en la regeneración del ciclo del agua para crear para 2025 un impacto positivo del agua en todos los lugares en los que opere nuestro negocio de agua embotellada. Implementaremos más de 100 proyectos en nuestras 48 plantas de agua embotellada para 2025 e invertiremos 120 millones de francos suizos para contribuir a la implementación de estos proyectos. A partir de 2025, nuestra estrategia ayudará a la naturaleza a retener más agua de la que nuestra empresa utiliza en sus actividades. Esta nueva iniciativa se basa en nuestro compromiso de 2017 de certificar todos nuestros centros de agua embotellada con la Alliance for Water Stewardship (AWS) para 2025.

Trabajamos en estrecha colaboración con las comunidades locales para garantizar que el acceso de las personas al agua no se vea afectado. Nestlé cree firmemente que el agua es un derecho humano. En muchos casos, proporcionamos acceso a agua y saneamiento a las comunidades locales cercanas a nuestras fábricas, y desarrollamos iniciativas sociales, económicas y ambientales conjuntamente.

Las nuevas tecnologías en nuestros centros de embotellado de agua nos ayudan a minimizar nuestro impacto ambiental. Por ejemplo, nuestra fábrica en Buxton (Reino Unido) utiliza energía 100 % renovable. Nuestra fábrica en Henniez (Suiza) utiliza biogás agrícola para cubrir sus necesidades de energía.

El agua embotellada nunca se desperdicia. La gente la bebe y la vendemos para satisfacer la creciente demanda de una hidratación cómoda y saludable. No compite con el agua del grifo como fuente principal de agua potable.

Su fabricación también requiere menos agua, menos plástico y menos energía que la mayoría de las otras bebidas embotelladas. Nestlé Waters requiere menos de 2,5 litros de agua para producir un litro de producto, mientras que 1 litro de cerveza requiere aproximadamente 300 litros de agua.

Sin embargo, solo una de cada dos botellas de PET se recicla, por lo que estamos trabajando con otras empresas, autoridades públicas y organizaciones no gubernamentales para desarrollar una verdadera economía circular que permita el reciclaje y la reutilización.

Siempre que embotellamos agua, pagamos lo que determinan las autoridades locales. Todos los usuarios del agua (desde las empresas alimentarias hasta los campos de golf y otros sectores) deben recibir un trato justo, y todas las tarifas que se paguen deben destinarse a gestionar los recursos hídricos de manera más sostenible.