Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

El Ciclo de Vida del Agua Mineral Natural

Día Mundial del Agua
Reading Time:
2
Minute(S)

El agua mineral natural cuenta con su propia historia, con un viaje geológico que se inicia tras la precipitación y la infiltración en el subsuelo. Esto la dota de una composición mineral única y estable a lo largo de los años, que depende en esencia de factores climatológicos y de la geología del terreno, de forma que no hay dos aguas minerales iguales. Así, el agua mineral natural, permanece pura e inalterada hasta el momento de su captación.

 

1.       Manantiales

Siguiendo el ciclo natural del agua, tras la evaporación, la condensación y la precipitación, el agua se infiltra por el terreno, alimentando los manantiales a través de un proceso de filtración y mineralización totalmente natural. En el caso de los manantiales de Nestlé, estos se encuentran ubicados en Reservas Naturales reconocidas por la UNESCO, por tanto, una de las principales premisas de nuestra actividad es la de protegerlos y preservarlos. Para asegurar una gestión sostenible, contamos con equipos de control que nos ayudan a la monitorización continua del nivel del agua, asegurando que los niveles de los acuíferos se mantienen estables a lo largo de los años. Además, estamos en constante comunicación con las autoridades locales para proporcionarles la información actualizada del estado de nuestros acuíferos.

En España nuestras aguas provienen de dos áreas geográficas:

  1. El Manantial Las Jaras, localizado en la Reserva Natural de la Siberia Extremeña (Reserva de la Biosfera declarada por la Unesco), en los aledaños de Herrera del Duque (provincia de Badajoz)
  2. Los manantiales de Fontalegre y Aquarel Avets, situados en el Parque Natural del Montseny (también Reserva de la Biosfera declarada por la Unesco), en la provincia de Girona.

2.       Acuíferos

Tanto nuestra agua mineral natural Nestlé Aquarel como Viladrau, se filtran de forma natural en territorios de roca cristalina, que aseguran un proceso de purificación duradero y efectivo. Las rocas cristalinas están formadas por pequeños cristales de minerales, como la cuarzita y el granito, que aportan la mineralización al agua. Nuestras aguas, que provienen de una profundidad de entre 100 y 300 metros, son filtradas en la naturaleza durante una media de 10 años, adquiriendo una mineralización única y estable. No reciben ningún tipo de tratamiento químico, son puras en origen.

3.       Embotellado

Nuestras plantas de embotellado en España se encuentran En la Reserva Natural de la Siberia Extremeña, en Herrera del Duque, Badajoz; y en el Parque Natural del Montseny, en Girona. Allí embotellamos nuestra agua de manera sostenible, preservando el nivel hídrico del acuífero, que se ha mantenido estable en los últimos diez años. Cada día realizamos más de 1.000 controles de calidad del agua, brindándosela al consumidor intacta, tal como está en la naturaleza. Nuestros sistemas de embotellado son 100% automáticos, higiénicos y herméticos.  

En la Planta del Parque Natural del Montseny ya hemos conseguido la certificación independiente de la Alliance for Water Stewarship (AWS), que reconoce la gestión sostenible del agua. En la planta de Extremadura ya hemos empezado los trabajos para lograrlo también antes de que acabe 2020.

4.       Transporte

Una vez tenemos el agua embotellada, la transportamos hasta el punto de venta para ponerla a disposición de los consumidores. En ese transporte, trabajamos continuamente para reducir las emisiones generadas, gracias a la implantación de diferentes iniciativas como el empleo de camiones de bajas emisiones o minimizando el uso de transportes a través de la carga directa a clientes/consumidores y la maximización de la capacidad de carga.  

5.       Hogares

El agua mineral llega a manos del consumidor como la opción más saludable de hidratación en cualquier lugar y momento del día a través de formatos que se adecúan a todas sus necesidades.

6.       Reciclaje

Pero el camino no acaba aquí: como nuestras botellas están hechas de plástico PET -que es un material 100% reciclable- y una vez que el consumidor las deposita en el contenedor amarillo de reciclaje, este material plástico puede a volver a utilizarse para la fabricación de productos muy diversos, entre ellos, nuevas botellas de agua. De hecho, en España ya se recicla casi el 90% de las botellas de plástico PET.

En el caso de nuestras marcas de agua embotellada en España, ya disponemos de una botella de agua en formato 1 litro fabricada con plástico 100% reciclado y reciclable y tenemos el objetivo de conseguir que en 2022 todas nuestras botellas de agua mineral natural contengan como mínimo un 50% de plástico ya reciclado.