Back to all stories
3 minutes read

Hace algunos años, Eduardo Camarena pensó que lo había perdido todo. Ya no tenía trabajo, estaba pasando por un divorcio y tuvo que irse a vivir lejos de sus hijos. Poco después, su abuelo falleció.

Pero a Eduardo le quedaba una cosa a la que aferrarse. Una promesa hecha a su abuelo de que cuidaría la plantación de café de la familia y la haría crecer.

Hoy en día, Eduardo dirige una próspera finca de café, ayuda a criar a sus hijos y es una fuente de ayuda y asesoramiento para otros agricultores de la región.

¿Cómo cambiaron las cosas?

Respeto por nuestros agricultores

El Plan Nescafé ha ayudado durante la última década a agricultores de todo el mundo que, como Eduardo, necesitan apoyo para cultivar más y mejor café de manera sostenible, con beneficios para las comunidades en las que viven.

En el Día Internacional del Café 2018, Nescafé ha lanzado Grown Respectfully para explicar cómo trabajan respetuosamente para ofrecer un café de excelente sabor, apoyando a los productores de café, sus comunidades y el planeta a través del Plan.

"Fue la mejor decisión que pude haber tomado en mi vida", dice Eduardo sobre su decisión de unirse al Plan Nescafé.

Pero antes de hacerlo, no se sabía si su plantación de café sobreviviría. Las plantas no crecían como debían, y su región se vio afectada por la sequía. A menudo pensaba que tendría que renunciar a todo.

A través del Plan Nescafé, Eduardo fue uno de los beneficiarios de la distribución a los agricultores de México de 29 millones de plántulas de café de alto rendimiento y resistentes a las enfermedades. Esto permitió a los agricultores renovar sus plantaciones, mejorar la calidad y aumentar los niveles de productividad en las plantaciones hasta en un 81%.

También fue uno de los 390 productores de café que participaron en un curso dirigido por Nescafé y el Instituto de Tecnología y Educación Superior de Monterrey, que les brindó conocimientos, ayuda y asesoramiento sobre cómo llevar sus negocios.

Eduardo regresó a su finca de café ansioso por aplicar sus nuevos conocimientos, mejorando desde el cultivo del café hasta la gestión económica de la granja.

Respeto por nuestras comunidades

Si la experiencia de Eduardo refleja Grown Respectfully al mostrar cómo los agricultores pueden beneficiarse del Plan Nescafé, su impacto positivo en la comunidad también es evidente en los 17 países en los que el Plan está activo.

Recolector de café en Kenya 

Por ejemplo, en Kenia, 6.000 mujeres se han beneficiado de un Programa de Empoderamiento de las Mujeres, y como resultado algunas han sido promocionadas a roles de liderazgo en las cooperativas. Una asociación de Nescafé con otra marca de café, Zoegas, brindó a más de 300 familias productoras de café un mejor acceso al agua potable.

En India, Nescafé brindó acceso a diagnósticos médicos gratuitos y atendió a más de 1300 agricultores, trabajadores agrícolas y sus familiares. Y en Vietnam, Nescafé permitió a sus agricultores aumentar sus ingresos en un 30% mediante la adopción de mejores prácticas agronómicas.

Respeto por nuestro planeta

En el marco del Plan, Nescafé también se asegura de que, mientras cultiva un café mejor, los agricultores están aplicando nuevas técnicas para proteger y conservar los recursos naturales para las generaciones futuras.

En Colombia, por ejemplo, Nescafé ha trabajado estrechamente con más de 2600 productores de café para garantizar un uso más eficiente del agua, el tratamiento de aguas residuales y la reforestación. También ha llevado a cabo actividades de formación para sensibilizar a la comunidad sobre el uso sostenible del agua.

Recolector de café en Colombia 

La marca también ha protegido más de 200 manantiales de agua natural en fincas de café en Brasil, ha plantado 70.000 árboles nativos y ha instalado cerca de 100 sistemas de limpieza de aguas residuales en fincas para evitar contaminar ríos y arroyos.

Todas estas acciones locales apoyan los objetivos públicos de Nescafé para 2020, que incluyen: el abastecimiento responsable del 70% de todo el café de Nescafé, la distribución de 220 millones de plántulas de café, mejores condiciones económicas y laborales del café, y operaciones de fábrica sostenibles.

Grown respectfully refleja cómo Nescafé contribuye al propósito de Nestlé de mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable, para las personas y las familias, para nuestras comunidades y para el planeta.

Agricultores como Eduardo se han beneficiado del Plan Nescafé al poder producir mejores cultivos, administrar sus finanzas de manera efectiva y ayudar a otros agricultores. Esto ha contribuido a motivar su propia transformación personal.

"Me convertí en un mejor ser humano, un mejor padre", dice Eduardo. "Ahora puedo estar cerca de mis hijos para criarlos y, lo más importante, puedo cumplir la promesa que le hice a mi abuelo".