Sort results by
Sort results by

La gran esperanza puesta en el café: César Ernesto Buezo

Nescafé Plan Youth Iniciative

César Ernesto Buezo ha desarrollado recientemente el gusto por el café. Ha pasado toda su vida rodeado de cerezos en la finca de su familia, pero no había pensado en detenerse y apreciar su sabor hasta que participó en la Youth Initiative de Nescafé. "El mayor descubrimiento para mí fue el simple hecho de observar con atención la taza de café que estaba produciendo", dice. "Probarlo, degustar los diferentes sabores, estudiar los colores y texturas… todo esto fue una experiencia completamente nueva".

La situación

Actualmente, menos del 5% de los caficultores tienen menos de 35 años en todo el mundo. Esto significa que existe una creciente brecha generacional a nivel global en la producción de café. Nestlé se dio cuenta de que era hora de presentar a los jóvenes buenas razones para quedarse en la finca cafetalera familiar.

Honduras tiene una de las poblaciones más jóvenes del mundo, con alrededor del 65% de los hondureños por debajo de los 29 años, lo que lo convierte en el lugar perfecto para realizar el cambio. En junio de 2019, Nescafé lanzó la Youth Initiative allí. En colaboración con el gobierno nacional y como parte del proyecto Nestlé Needs YOUth, tiene por objetivo inspirar a las generaciones más jóvenes a contribuir en el éxito de sus comunidades cafeteras.

Oportunidades de aprendizaje

César estaba estudiando agroforestería en la escuela secundaria cuando a su clase se le ofreció la oportunidad de participar en la Youth Initiative. "Desde que era pequeño, me he imaginado en quién me convertiría y las metas que podría alcanzar", explica. "Aquí en Comayagua supe que el café era mi futuro". Y no ha dejado escapar la oportunidad.

Las clases se imparten en el "Coffee Quality Competence Center" del municipio de La Libertad. El programa de formación de 80 horas se imparte en diferentes módulos que cubren el conocimiento del café y el espíritu empresarial durante seis meses. Hay un vivero de plantas en el Centro y un secador solar para lecciones prácticas sobre cultivo y cosecha. Un área de preparación específica permite a los estudiantes aprender sobre las propiedades del café, los métodos de extracción, tostado, molido y degustación en taza.

Un método holístico de aprendizaje de técnicas agrícolas también implica administrar un negocio moderno. Además de las lecciones sobre manejo, cosecha y cuidado de los cultivos, aprenden técnicas de ingeniería, métodos para mejorar la calidad del café y habilidades informáticas.

"Uno de nuestros mejores módulos fue sobre motivación y perseverancia", dice César. "Eso realmente ha sido de gran ayuda, porque todos estábamos bajo presión, por las múltiples tareas y los horarios tan ocupados en casa y en la escuela. Tuvimos excelentes charlas sobre liderazgo, innovación y emprendimiento. Fue increíble sentir el apoyo de personas que no pidieron nada a cambio".

Un futuro mejor

El resultado es una nueva generación que se siente plenamente comprometida con las tierras cafeteras de sus antepasados. "La mayoría de nosotros venimos de familias productoras de café, pero el problema es que heredamos tierras junto con otros nietos, hijos y primos", dice César. "Carecemos de formación teórica y práctica en lo que respecta a la gestión cafetera. Dejamos que las personas mayores se preocupen por eso, y la producción ha disminuido. El café es algo que muchos jóvenes ven como obsoleto. Gracias a este programa, tengo una visión diferente de lo que quiero para mi finca cafetalera".

Esta iniciativa es parte del compromiso más amplio de Nestlé de ayudar a 10 millones de jóvenes en todo el mundo a acceder a oportunidades económicas para el 2030. Además, el Nescafé Plan se ha comprometido a formar a hasta 25.000 jóvenes en Honduras en los próximos cinco años a medida que la Youth Initiative aumenta y expande sus "Coffee Quality Competence Centers" (Centros de Competencia en Calidad de Café) en el país. Las enseñanzas impartidas en estos programas de formación sobre café para jóvenes son las mismas que se han incluido en los cursos ya impartidos dentro del Nescafé Plan en México, Colombia y Brasil.

"Veo mi futuro en el mundo del café, pero no solo en términos de ingresos", dice César. "Es una cultura, un patrimonio, una herencia,  nuestra familia. Siempre formará parte de mí y de nuestra comunidad. La diferencia es que no siento que deba estar sujeto a la tradición".