La disfagia multiplica por 3 el riesgo de desnutrición

sep 5, 2018

Pareja de ancianos sonriendo 

Esplugues de Llobregat, 5 de septiembre de 2018.— En el entorno del 40 Congreso ESPEN de nutrición clínica y metabolismo, celebrado esta semana en Madrid, Nestlé Health Science ha organizado una sesión científica sobre disfagia orofaríngea desde un prisma económico y su aplicación en la práctica clínica. La disfagia, frecuente en ancianos, pacientes con enfermedades neurodegenerativas, supervivientes de ictus y personas con cáncer de cabeza o cuello, multiplica por 3 el riesgo de desnutrición en quien la padece. 

La disfagia orofaríngea es la dificultad para tragar alimentos y líquidos. En ocasiones se acompaña de tos, atragantamiento, etc. Cuando esto sucede la comida o bebida puede desviarse en su recorrido natural derivándose hacia las vías respiratorias con riesgo de provocar una bronconeumonía a veces mortal. De creciente prevalencia debido al incremento en la esperanza de vida y de pacientes geriátricos, provoca en quien la sufre un sentimiento de miedo a la hora de comer y beber y limita la ingesta de alimento provocando desnutrición, deshidratación, neumonías por aspiración, pérdida de calidad de vida, mayor riesgo de complicaciones y morbilidad.

Descarga esta nota de prensa (PDF, 164 Kb)