La búsqueda de mejores envases: repensando el futuro de los plásticos

jun 5, 2018

Señal relacionada con reciclaje

El futuro del planeta depende de nuestra capacidad para reducir, reutilizar y reciclar residuos. También depende de nosotros que todos los elementos de los embalajes sean reciclables o reutilizables en un futuro próximo y que los desperdicios no se manden a vertedero sino que se conviertan en algo nuevo.

"El desperdicio de plásticos es uno de los mayores problemas de sostenibilidad a los que el mundo se enfrenta hoy"
Mark Schneider, CEO de Nestlé

Estas palabras son del CEO de Nestlé, Mark Schneider, al asumir un nuevo compromiso para mejorar el comportamiento medioambiental de los envases, destinado a reducir la contaminación causada por los desechos de envases de plástico. El anuncio global representa el inicio de una nueva fase en el desarrollo de embalajes de Nestlé.

El objetivo de Nestlé es que el 100% de sus envases sean reciclables o reutilizables en 2025

Cerca de 12,7 millones de toneladas de plástico van a nuestros océanos, ríos y canales cada año. Y a pesar de que el embalaje de plástico es vital para mantener los alimentos seguros y frescos, aún queda mucho trabajo por hacer para conseguir que se utilice menos, que el que se use sea totalmente reciclable y que haya sistemas de reciclaje disponibles en todo el mundo.

El embalaje del futuro

Xavier Caro trabaja en el Centro de Tecnología de Productos de Nestlé en Alemania desarrollando nuevos materiales de embalaje. Dedica sus esfuerzos a proteger el medio ambiente diseñando envases más ecológicos.

Su punto de partida es cuestionar si el embalaje de un producto es absolutamente necesario. Si la respuesta es sí, Xavier analiza todas las opciones para reutilizar y/o reciclar. En su laboratorio, recorta meticulosamente las tres capas de un paquete de sopa en polvo, evaluando la necesidad de la capa interna de plástico, junto con el papel de aluminio y el laminado exterior también de plástico.

Sin embargo, la mayoría de los envases no se puede evitar totalmente. Es básico proteger los alimentos de daños, gérmenes o plagas durante el transporte. Y el envase también contiene información importante sobre sus ingredientes y valor nutricional.

Las nuevas tecnologías y las innovaciones están haciendo una selección más amplia de materiales de embalaje y formatos más ecológicos. Cada vez que se elabora un nuevo prototipo para el embalaje, se prueba para ver cómo de fácil y cómodo es de usar y almacenar. Pero, al final del día, si su comportamiento ambiental no es mejor que la versión original, no se utilizará. Xavier seguirá en la búsqueda para encontrar una solución mejor.

Transformando la economía de los plásticos

Desarrollar un nuevo embalaje que sea ecológico y totalmente reciclable es solo una parte del reto de Xavier.

El packaging está realizado con diferentes capas
El packaging está realizado con diferentes capas

"No es suficiente con diseñar el envase y hacerlo reciclable", dice. "Es importante también definir cómo se recogerá y se reciclará".

En Europa, este es un proceso relativamente sencillo, explica, porque las empresas pueden trabajar con sistemas de reciclaje establecidos. Pero en países menos desarrollados, la empresa necesita trabajar con socios locales para garantizar que el reciclaje sea una realidad.

El envasado individual de productos representa una gran parte de los residuos de plástico en el medio ambiente. Es un problema que empresas como Nestlé están tratando de resolver. Nestlé participa en la New Plastics Economy, que asesora a países en desarrollo como Indonesia y Filipinas, donde la basura marina es un problema importante.

El Packaging está realizado con diferentes capas
El equipo de Xavier probando el nuevo packaging

La iniciativa, dirigida por la Fundación Ellen MacArthur, tiene como objetivo replantear el futuro de los plásticos aplicando los principios de la economía circular. Reúne a las partes clave interesadas para repensar y rediseñar el futuro de los plásticos, empezando con el embalaje.

En todo el mundo, personas como Xavier Caro están asumiendo este desafío. Están trabajando para conseguir que nuestros alimentos se empaqueten de forma que se mantengan seguros y satisfagan las necesidades humanas, y que el plástico no dañe el entorno natural y los animales que viven en él.

Para el año 2025, el compromiso de Nestlé de tener embalajes 100% reciclables y reutilizables contribuirá significativamente a este objetivo.