Mejorar nuestra gestión medioambiental: el agua como área primordial

Arboles

En Nestlé, actuamos contra el cambio climático reduciendo aún más las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a lo largo de nuestra cadena de valor, en línea con objetivos basados ​​en principios científicos. La reducción de residuos es una prioridad: reutilizamos y reciclamos siempre que es posible. Fortalecemos nuestra cadena de suministro ayudando a los agricultores con los que trabajamos a adoptar prácticas sostenibles. El agua, identificada como un área primordial en la creación de valor compartido, también es prioritaria en nuestras acciones, y seguimos reduciendo las extracciones de agua por tonelada de producto y ayudamos a aumentar el acceso al agua potable y saneamiento.

De hecho, el agua, junto a la nutrición y el desarrollo rural, es una de las áreas de interés en las que el negocio de Nestlé y la sociedad más coinciden.

En Nestlé, nos importa el agua y enfocamos nuestros esfuerzos y recursos en cuatro áreas clave:

En nuestras fábricas, mejorando continuamente la eficiencia del uso del agua.

En cuencas hidrográficas, trabajando con socios para proteger los recursos hídricos compartidos.

A lo largo de nuestra cadena de suministro agrícola, donde los desafíos relacionados con el agua ponen en riesgo la obtención de nuestras materias primas.

En las comunidades donde estamos presentes, para ampliar el acceso al agua potable y al saneamiento.

Seguimos invirtiendo en nuestras fábricas para cumplir con la legislación local y en los lugares donde es necesario disminuir nuestra dependencia del agua. No obstante, para lograr una gestión sostenible de los recursos hídricos, también buscamos esfuerzos de colaboración fuera de nuestra fábrica. Este método ha demostrado proporcionar un mayor rendimiento sobre la inversión, tanto por la resiliencia de nuestro negocio como por el beneficio de las partes interesadas locales que viven en las zonas donde operamos.

Nuestro enfoque implica una hoja de ruta de tres pasos: cumplimiento, excelencia en la gestión de recursos hídricos y acción colectiva (ver más abajo).

Escalera de la gestión del agua


Nuestro enfoque se basa en Alliance for Water Stewardship (AWS), una plataforma de múltiples partes interesadas de la que somos miembros fundadores y contribuyentes. El estándar AWS, el estándar líder mundial para la certificación de una buena actuación en materia de gestión del agua, garantiza que el uso del agua es socialmente equitativo, ambientalmente sostenible y económicamente beneficioso. Promueve prácticas recomendadas en gestión del agua, nos guía en la evaluación de riesgos y necesidades, y nos ayuda a enfocar nuestros esfuerzos donde más importa.

Ya hemos logrado muchas cosas, pero estamos preparados para hacer incluso más en todas nuestras operaciones. Nestlé Waters se ha comprometido a certificar 20 fábricas según el estándar AWS para 2020, con cuatro fábricas ya certificadas: una en Pakistán y tres en California. En América, se han iniciado evaluaciones de gestión del agua en todas nuestras fábricas. En Europa, África y Asia, los proyectos faro de gestión del agua constituyen puntos de referencia para acciones futuras en los mercados que se enfrentan a desafíos relacionados con el agua.

Nuestro compromiso con AWS y nuestro trabajo en equipo son catalizadores importantes para asegurar un acceso más sostenible al agua, replicar innovaciones de eficiencia hídrica e involucrar a otros usuarios de agua en acciones colectivas para gestionar de forma sostenible nuestros recursos hídricos compartidos.

Si nos proponemos continuar creciendo de forma sostenible, debemos asegurarnos de utilizar los recursos del planeta de forma sensata. Queremos que nuestros productos no solo sean más sabrosos y saludables, sino también mejores para el medioambiente. Nuestro objetivo para el año 2030 es lograr que nuestras operaciones no provoquen ningún impacto medioambiental.

Obtén más información sobre nuestros esfuerzos en materia de gestión del agua.