Sort results by
Sort results by

Solís, agricultura local sostenible

campos de cultivo de tomates

Para elaborar nuestras salsas de tomate Solís trabajamos con agricultores locales que, generación tras generación, se han dedicado al cultivo de nuestros tomates en las Vegas del Guadiana, Extremadura. Para ello, siguen prácticas sostenibles respetuosas con el medio ambiente, en especial con el uso de agua, un bien escaso en el planeta.

En Solís promovemos la agricultura local sostenible y nos centramos en tres grandes ámbitos:

  • Estamos comprometidos con la agricultura y la economía locales. Trabajamos con agricultores que durante varias generaciones se han dedicado al cultivo del tomate, transmitiendo de padres a hijos su extensa experiencia y conocimiento.
  • Desde 1964 cultivamos nuestros tomates en las Vegas del Guadiana, Extremadura. Recolectamos el tomate en su punto de madurez, con las características de color, dulzor, textura y sabor idóneos para elaborar nuestras salsas de tomate.

  • Cultivamos nuestros tomates desde 2014 bajo la Norma de Producción Integrada de la Comunidad de Extremadura, utilizando métodos y prácticas que respetan el medio ambiente y que aseguran una agricultura más sostenible a largo plazo.
  • Estamos comprometidos con un proceso más respetuoso con el medio ambiente en nuestros cultivos. Hemos reducido el uso de pesticidas en un 10% entre 2013 y 2019, permitiendo conservar la flora y la fauna del entorno.
  • Abonamos el campo en función de las necesidades del tomate y dejamos descansar la tierra de manera cíclica, con rotación de cultivo. Además, hemos reducido el uso de fertilizantes en un 10% entre 2013 y 2019.
  • Colaboramos con la Fundación Global Nature en el desarrollo de prácticas de cultivo sostenible.

  • El agua es esencial para la vida y para los cultivos, por eso hacemos un uso responsable de ella.
  • Utilizamos sensores para controlar la humedad del suelo en la etapa de la cosecha. Así, reducimos el uso de agua considerablemente.
  • En 6 años hemos ahorrado más de 1 millón de m3 de agua.

La fábrica en la que elaboramos nuestras salsas de tomate Solís, en Miajadas (Cáceres), lleva años poniendo en marcha acciones y proyectos orientados a preservar el entorno natural y reducir el impacto medioambiental.

Entre ellas, la valorización de todos los materiales de la planta, evitando que ningún residuo acabe en el vertedero desde 2016.

Nestlé cero residuos - fábrica de Miajadas

También es la primera planta de alimentación de Nestlé en Europa que obtuvo en 2020 el sello “Gold” de la certificadora independiente AWS por su gestión responsable del agua gracias a la iniciativa “Solís Responsable”.

Además, el 100 % de la energía eléctrica comprada procede de fuentes de energía renovable y hemos instalado más de 1.800 paneles fotovoltaicos en la fábrica que nos permiten generar energía limpia (casi el 40% de la que se usa al año en la fábrica), evitando la emisión de gases de efecto invernadero (330 toneladas de CO2 al año en la planta)

Fábrica de Nestlé en Miajadas

Conoce la iniciativa Solís Responsable