La creación de valor compartido en detalle

Creemos que es posible hacer negocios proporcionando valor a largo plazo para nuestros accionistas y al mismo tiempo aportando beneficios para la sociedad en general. Es lo que denominamos Creación de Valor Compartido (CVC).

Creación
de valor compartido

Nutrición, agua, desarrollo rural
Creación de valor compartido

Para que una empresa tenga éxito a largo plazo debe crear valor para sus accionistas, así como para la sociedad.

Leer más Nutrición, Agua, Desarrollo rural

 

Sostenibilidad
Proteger el futuro
Sostenibilidad

Nestlé utiliza recursos naturales en sus procesos de producción, como agua o energía, pero es consciente de que no son inagotables. Por ello, lleva a cabo acciones encaminadas a reducir su consumo y a preservar estos recursos para las generaciones futuras.

Compliance
Legislación, Principios Corporativos.
Códigos de Conducta
Compliance

Nuestro compromiso de actuar con honestidad, integridad y respeto por las leyes y reglamentos, así como por las normas internas de la compañía, que se basan en los Principios Corporativos Empresariales de Nestlé y en otros documentos corporativos, como el Código de Conducta Empresarial de Nestlé.

 
 
 


La Creación de Valor Compartido empieza por entender que para que nuestro negocio prospere a largo plazo, las comunidades a las que servimos también deben prosperar. Explica cómo las empresas pueden crear ventajas competitivas, que a su vez se traducirán en mejores resultados para los accionistas, a través de acciones que abordan los principales desafíos a nivel social y medioambiental. Concretamente, el negocio crecerá y la sociedad se beneficiará si la compañía puede:

  • Desarrollar productos y servicios que satisfagan las necesidades de la sociedad en los países desarrollados y en vías de desarrollo
  • Emplear los recursos de un modo más eficiente a lo largo de toda la cadena de valores, y
  • Mejorar las condiciones para el desarrollo local a nivel económico y social

Como compañía, estamos mejor posicionados para crear valor compartido en tres áreas:

  • Nutrición: suministrando productos nutritivos que aporten beneficios reales para la salud a nuestros consumidores, y haciendo más asequibles y accesibles nuestros productos mediante la innovación y el trabajo en asociación
  • Agua: abogando por la protección de los recursos hídricos y empleando el agua con mayor eficiencia en nuestros procesos de fabricación y distribución, de modo que también beneficiemos a terceros en nuestra cadena de suministro
  • Desarrollo rural: apoyando el desarrollo agrícola en zonas rurales donde crecen las materias primas que necesitamos, garantizando nuestro acceso continuado a contribuciones de calidad y reforzando nuestra base de clientes

En el pasado, la inversión corporativa en la comunidad y las iniciativas medioambientales solían ser vistas como "obligaciones" o simple filantropía: costes añadidos que debían asumirse para minimizar los riesgos operacionales y proteger la reputación. La Creación de Valor Compartido redefine muchas de estas obligaciones como oportunidades para fortalecer el negocio a largo plazo – aportando valor para los accionistas y los diversos grupos de interés.

La Creación de Valor Compartido amplía nuestro compromiso con las buenas prácticas y la sostenibilidad, dos factores importantes a la hora de mitigar los riesgos de nuestro negocio, proteger nuestra reputación y, en el caso de la sostenibilidad, reducir costes. En definitiva, la Creación de Valor Compartido consiste en garantizar nuestra competitividad y nuestro éxito comercial a largo plazo.

Nuestro compromiso con la creación de valor compartido nos identifica como una compañía que emprende acciones de manera sistemática para generar valor para las empresas, los consumidores, los empleados y los proveedores, así como sus familias y las comunidades donde viven.