Nescafé y la Asociación 4C

Mejorar la vida de los productores de café requiere el esfuerzo y el compromiso de todos los actores de la cadena de producción. Por ello, NESCAFÉ es uno de los miembros fundadores de una asociación que persigue este objetivo.

El origen del Código Común para la Comunidad Cafetera (4C)

Productores de café

Nestlé reconoce desde hace mucho tiempo la importancia de mejorar las condiciones sociales, medioambientales y económicas de los productores de café. Como consecuencia, participamos en la creación de la Asociación del Código Común para la Comunidad Cafetera o 4C. Este proyecto empezó a gestarse en 2002, a raíz de un acuerdo entre productores, compradores y ONG para desarrollar una filosofía sostenible que pudiera aplicarse al sector del café. En 2007 salió al mercado el primer café 4C. Nestlé y la Asociación 4C prevén que en el año 2015, el 50% de la producción mundial de café reúna estos criterios.

Objetivos de la Asociación 4C

Nestlé quiere incrementar la rentabilidad del café producido por los agricultores ­que a menudo se enfrentan a la fluctuación anual de su precio- con más eficiencia, reducción de costes y mejor calidad. También puede promover una agricultura más sostenible, impulsando a los agricultores a que eviten la contaminación utilizando menos pesticidas y conservando el agua.

Cómo lograrlo

4C es voluntaria, abierta, global y participativa. Su código de conducta se basa en servir de guía para la aplicación de buenas prácticas en la producción, procesamiento y comercialización de café verde, la materia prima utilizada por los tostadores para producir la bebida final. Incluye además, una red de apoyo en la que organizaciones cafeteras y de investigación cooperan para ayudar a los agricultores. Los compradores de 4C se comprometen a comprar cada vez más café y a respaldar los mecanismos de apoyo a los productores.

Una medida que los productores aprecian

Una de las características de la Asociación 4C es el modo en el que comparte responsabilidades a lo largo de toda la cadena de abastecimiento. El código de conducta se ha diseñado como un semáforo, con criterios de color rojo, ámbar y verde. Esto permite a los productores identificar fácilmente aquellas áreas en las que ya son operativos y aquellas en las que aún tienen que hacer progresos. Al poder autoevaluar su trabajo, pueden ver sus mejoras ellos mismos. La sinceridad de estas autoevaluaciones está garantizada por un sistema de inspecciones aleatorias encargadas a personas independientes. 4C cubre los costes del proceso de verificación, evitando a los agricultores el pago de este servicio. La formación es otro aspecto importante para los productores. Conocer las últimas técnicas de desarrollo sostenible representa para ellos una gran ventaja. Con al menos 30 ingenieros agrónomos en el mundo dedicados exclusivamente al cultivo del café, NESCAFÉ tiene competencias suficientes para compartir su conocimiento de las últimas y mejores técnicas, dondequiera que hayan sido desarrolladas

Taza de Nescafé

Una ventaja para los consumidores

No encontrará el logo de 4C en su paquete de café. Su filosofía no es crear una imagen de marca, sino mejorar el proceso de producción con una perspectiva de sostenibilidad. Y la calidad de un producto es el corazón de esta perspectiva. El consumidor puede estar seguro de que su café es un producto de calidad fabricado desde el respeto de la sociedad y el medio ambiente.

Todos participan

El objetivo de 4C es incluir y ayudar a todos los actores que participan en la producción de café. En la actualidad, los miembros de 4C representan cerca del 50% del abastecimiento potencial de café y más del 65% de la demanda.

Sus productores proceden de muchos países, incluyendo – por orden alfabético – Brasil, Colombia, Costa de Marfil, Ecuador, Guatemala, Indonesia, Kenia, México, Tanzania, Uganda, Vietnam y Zambia, con sistemas productivos diferentes, desde pequeños productores hasta cooperativas y grandes explotaciones agrícolas. Las dos especies más importantes de café, arábica y robusta, están bien representadas.

El éxito del proyecto 4C habría sido posible sin las Organizaciones no Gubernamentales Oxfam y Rainforest Alliance. Otras muchas ONG y grupos, tanto en los países productores como en otros, siguen desempeñando un importante papel.